Nórida Rodríguez es la ‘mamá’ del cine verde

0

Fuente tomada de: aló

La razón por la que la actriz Nórida Rodríguez y Toto Vega (su esposo) tienen las agendas más ocupadas de la televisión se llama Festiver, el primer festival de cine ambiental en el país que este año celebrará su tercera edición y ha puesto a Colombia en la mira de importantes productores y directores europeos. Por ello, mientras Nórida (productora ejecutiva) graba los últimos capítulos de la telenovela El día de mi suerte (RCN) y Toto (director general) arranca El monstruo de los naranjos (Fox), el resto del tiempo se reparten entre reuniones corporativas y complicados horarios de grabación para sacar su proyecto adelante. Sin embargo, a esta pareja no le queda nada grande y, por el contrario, aún se encuentran a la espera del mejor postor como patrocinador oficial de la tercera edición de cine verde que se realizará en Barichara (Santander), del 17 al 21 de septiembre.

¿Por qué este lugar? “Pensamos que es mágico, con un clima y geografía extraordinarios, construido en arquitectura sustentable y que lo único que le hacía falta para ser perfecto era el cine”, comenta la actriz. Su pasión por el celuloide y la preocupación por el futuro del planeta la llevaron a pensar en un festival que marcara la diferencia y pudiera ser cultural y de denuncia.

El adn de Festiver

Es una entidad sin ánimo de lucro que recibe trabajos cinematográficos con trasfondo ‘eco’; la convocatoria cierra el 19 de julio y un mes después se publican los seleccionados. Dichas propuestas concursan en Barichara en seis categorías. Así mismo, durante el evento se presentan charlas y conferencias con invitados de primera línea, quienes exponen temáticas de cine y de medio ambiente. Para los asistentes y participantes es muy importante por la posibilidad de hacer contactos y conseguir que importantes directores vean su trabajo.

Foco de atención

¿Las temáticas más intensas? “La megaminería ha sido un tema de debate en los espacios del festival”, cuenta Nórida. Sin embargo, los problemas ambientales que más le preocupan son la escasez de agua y las basuras, por eso su otro aporte ‘verde’ es “reusar, reciclar, reducir y consumir responsablemente” en su vida diaria. ¿Qué no se ha visto que tendría mucho potencial? “El peligro por el que atraviesan la Amazonía y la Orinoquía por la explotación del coltán, un mineral conductor de energía muy escaso en el mundo y fundamental en la industria tecnológica”, cuenta la cinéfila.

Ficción, la gran apuesta

Según Nórida: “Las películas ‘verdes’ no son tan comerciales, salvo contadas excepciones, y al no existir un distribuidor en nuestro país que contribuya a la labor, pues las que se producen terminan colgadas en Internet. Así que nuestro objetivo es incentivar el cine verde de ficción, pues las guerras del futuro serán por recursos, y, como a todo el mundo no le gustan los documentales, la ficción podría ser más atractiva”.

Sin duda es un punto débil aunque tiene mucho potencial, pero ¿cómo lograrlo? La productora explica que la película no tiene que tratar solo sobre el problema, este puede ser el entorno donde se desarrolla la historia. “Por ejemplo, Cenizas del cielo (España), es sobre lo jodida que tiene la vida la gente que vive al lado de una central termoeléctrica por la contaminación. También hay películas que muchas veces, sin pretenderlo, terminan siendo verdes. Así que nuestra tarea es juntarlas y mostrarlas en Barichara para servir de inspiración”.

Ausencia del Estado

Su gran patrocinadora ha sido la Gobernación de Santander, financiándoles la mayor parte del festival, pero este año por razones de prepuesto tuvo que reducir su aporte considerablemente.

Sin embargo, por otro lado han intentado hacer alianzas con el ministerio del Medio Ambiente, pero “han sido absolutamente sordos, han tenido el logo todo el tiempo como patrocinadores, pero solo nos ayudan con un conferencista, al que además nosotros debemos cubrirle gastos de alimentación –cuenta Nórida–. Al igual que la Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS), que se supone es la encargada de velar por los recursos del departamento, ni siquiera nos ha respondido un e-mail en los tres años”.

Fuente tomada de: aló

 

lg_festiver

Compartir

Sobre el autor

Escriba un comentario

*

code