Festiver: el cambio de conciencia a través del cine

0

NÓRIDA RODRÍGUEZ Y TOTO VEGA trabajan en la décima edición del Festival de Cine Verde de Barichara, un evento en el que el cambio climático traspasa la pantalla para crear cambios en el modo de vida de la gente.

Fuente tomada de www.elespectador.com

 Nórida Rodríguez y Toto Vega promueven el festival bajo la consigna de que  todo tiene que ver con el ambiente: la economía, la inequidad y la brecha cultural. / Barichara Vive - Archivo particular

Barichara es el segundo hogar de Nórida Rodríguez Toto Vega. Fue allí donde viajaron por primera vez cuando eran novios, es allí donde construyen una casa donde piensan vivir su vejez, es allí donde viajan para descansar y es allí donde realizan desde hace una década el Festival de Cine Verde de Barichara, también conocido como Festiver, un evento que hoy goza de gran importancia debido a la conversación mundial que genera el cambio climático.

Actualmente son muchos los eventos que tratan esta temática, hasta el punto de que la conversación se puede percibir como un tema de moda. Sin embargo, estos actores y gestores culturales fueron de los primeros en pensar un festival cinematográfico que se dedique a proyectar documentales o películas relacionadas con el medioambiente.

“Un día pensamos que a Barichara le faltaba cine. Primero pensamos en proyectar algunas películas, pero luego la idea tomó forma de festival”, dice Rodríguez, aclarando que en ese entonces el país contaba, aproximadamente, con 70 festivales cinematográficos.

La idea de crear un festival fue evolucionando hasta que llegaron a la conclusión de que si iban a gestionar un espacio cultural, la propuesta debía ser novedosa y debía relacionarse con su estilo de vida, y fue entonces que acordaron que el medioambiente sería el eje temático, ya que ambos crecieron en provincias (ella en Villavicencio y él en Vélez) y tuvieron la oportunidad de disfrutar cuando pequeños del campo, el río y los paseos por las trochas.

“Cuando uno tiene ese tipo de vida en la infancia aprende a tener una sintonía con la naturaleza”, recalca la artista, quien sostiene que el medioambiente no solo está relacionado con el cambio climático, sino con “la economía, la inequidad, la pobreza y la brecha cultural”.

Durante estos 10 años el festival se ha posicionado como uno de los más importantes de Colombia, ya que en su programación cuenta con filmes extranjeros que han sido seleccionados tras una cuidadosa curaduría que incluye visitas a los festivales europeos de cine y visualizaciones de las cintas que reciben gracias a la convocatoria. Por ejemplo, el año pasado proyectaron El río de los kukamas (Perú) y La mujer de la montaña (Islandia).

El número de propuestas cinematográficas que reciben cada año aumenta, así como la calidad, pues “cada año están mejor producidas, mejoran la narrativa y exploran más a fondo los temas o las problemáticas”, comenta Nórida Rodríguez.

El Festival de Cine Verde de Barichara ha logrado despertar el interés de realizadores entre los 18 y los 45 años a producir filmes medioambientales, ya que se percataron de que existe un espacio donde exhibirlo y un público interesado por el cuidado del planeta.

“Nosotros, a través del festival, lo que queremos es despertar la conciencia por medio de un lenguaje universal (el cine), recalca la artista, quien es apoyada por su esposo: “Creo que hay una cosa que es efectiva, y es el cambio de conciencia a través del cine”.

El público y los habitantes de Barichara han entendido el concepto del evento cinematográfico y han logrado integrar el tema ambiental en el día a día, hasta el punto, dicen los gestores culturales, que el municipio está trabajando para convertirse en un modelo de sostenibilidad para Colombia.

En ese punto, Festiver cuenta con el apoyo de patrocinadores para que no solo apoyen la realización del certamen, sino para que apoyen emprendimientos sostenibles que cambien el modo de vivir, para que “una imagen, un sueño y un mensaje que se proyecta a través de una película se convierta en un modelo de vida real y sostenible”, explica Vega.

Pero no es todo color de rosa en el proyecto liderado por Nórida Rodríguez y Toto Vega, porque a pesar de que hoy se tiene más conciencia de la necesidad de modificar los hábitos de consumo, algunos políticos y empresas no entienden la importancia ni la dimensión de la conversación que ponen sobre la mesa. “Todavía hay mucha resistencia al tema del medioambiente”, enfatiza la actriz.

Mientras siguen dando esa batalla, ellos preparan la décima edición del Festival de Cine Verde de Barichara, en la cual esperan proyectar los 10 mejores largos y los 10 mejores cortos que han sido parte de la selección.

También esperan que Festiver siga incrementando su repercusión para tener eventos satélites en otras ciudades colombianas y latinoamericanas.

Compartir

Sobre el autor

Comentarios desactivados